MENAs y polarización en medios sociales digitales: la retroalimentación del odio

Stribor Kuric Kardelis, Anna Sanmartín Ortí, Xavier Moraņo Ferrer, Xavier Guiteras Vila

MENAs y polarización en medios sociales digitales: la retroalimentación del odio

ICONO 14, Revista de comunicación y tecnologías emergentes, vol. 22, núm. 1, 2024

Asociación científica ICONO 14

UFM and polarization in digital social media: counternarratives without making hate visible

MENAs e polarização nas mídias sociais digitais: contranarrativas sem tornar o ódio visível

Stribor Kuric Kardelis *

Centro Reina Sofía de Fad Juventud, Madrid, España


Anna Sanmartín Ortí **

Centro Reina Sofía de Fad Juventud, Madrid, España


Xavier Moraņo Ferrer ***

Empirica Influentials & Research, Barcelona, España


Xavier Guiteras Vila ****

Empirica Influentials & Research, Barcelona, España


Recibido: 14 septiembre 2023

Revisado: 07 octubre 2023

Aceptado: 09 enero 2024

Publicado: 30 enero 2024

Resumen: El artículo analiza el modo en el que se construye la otredad de Menores Extranjeros No Acompañados en el entorno comunicativo de los medios sociales digitales en España (Twitter, prensa, blogs y foros). Para ello, se han analizado 1,6 millones de conversaciones entre 2010 y 2021 sobre MENAs y bandas juveniles, categorizando las menciones en base a temáticas y dimensionando su volumen. La conversación en torno a bandas se ha mantenido estable a lo largo del período analizado mientras que desde 2018 se ha producido un incremento drástico en el volumen de menciones a MENAs, y la polarización en el discurso es el principal factor explicativo de esta diferencia. Se ha realizado un análisis de 1,3 millones de tweets, definiendo cuatro grandes comunidades de nodos con una narrativa dominante: MENAs o bandas como generadores de conflicto y defensores de MENAs o bandas. El análisis de redes muestra un nivel bajo de polarización en la conversación en torno a bandas mientras que se observa un claro contraste entre el aumento de posturas desfavorables hacia MENAs (sobre todo generadas por la extrema derecha) y el proceso contrario en las posturas de izquierda. El incremento en la polarización en torno a los MENAs tiene como consecuencia una escalada en los discursos de odio hacia este grupo.

Palabras clave: Menores; inmigración; análisis de redes sociales; polarización política; discurso de odio; ciberodio.

Abstract: The paper analyses the way in which the otherness of Unaccompanied Foreign Minors (MENA in Spanish) is constructed in the digital communicative environment of social media in Spain (Twitter, press, blogs and forums). To this end, 1.6 million conversations about MENAs and youth bands have been analysed between 2010 and 2021, categorizing the mentions between themes and sizing their volume. The conversation around bands has remained stable throughout the period and, on the other hand, there has been a drastic increase in the volume of mentions of MENAs since 2018. The polarization in the discourse about them is the main explanatory factor for this difference. An analysis of 1.3 million tweets has been conducted, defining four large communities of nodes with a dominant narrative: MENAs or bands as generators of conflict and defenders of MENAs or bands. Network analysis shows a low level of polarization in the conversation around bands while there is a clear contrast between the increase in the unfavourable position towards MENAs (especially generated by the extreme right) and the opposite process in left-wing positions.w The increase in polarization around MENAs has resulted in an escalation in hate speech towards this group.

Keywords: Minors; immigration; social network analysis; political polarization; hate speech; cyberhate.

Resumo: O artigo analisa a forma como se constrói a alteridade dos menores estrangeiros não acompanhados no ambiente comunicativo das mídias sociais digitais na Espanha (Twitter, imprensa, blogs e fóruns). Para tanto, foram analisadas 1,6 milhão de conversas entre 2010 e 2021 sobre MENAs e gangues juvenis, categorizando as menções com base em temas e dimensionando seu volume. A conversa em torno das bandas manteve-se estável ao longo do período analisado, enquanto desde 2018 houve um aumento drástico no volume de menções aos MENAs, sendo a polarização no discurso o principal fator explicativo para esta diferença. Foi realizada uma análise de 1,3 milhões de tweets, definindo quatro grandes comunidades de nós com uma narrativa dominante: MENAs ou gangues como geradores de conflitos e defensores de MENAs ou gangues. A análise da rede mostra um baixo nível de polarização na conversa em torno das gangues, enquanto se observa um claro contraste entre o aumento das posições desfavoráveis ​​aos MENAs (especialmente geradas pela extrema direita) e o processo oposto nas posições da esquerda. O aumento da polarização em torno dos MENA resulta numa escalada do discurso de ódio contra este grupo.

Palavras-chave: Menores; imigração; análise de redes sociais; polarização política; discurso de ódio; ódio cibernético.

1. Introducción y estado de la cuestión

El análisis de la otredad o alteridad siempre ha sido un aspecto central en las investigaciones sociológicas y antropológicas de las migraciones (Bauman, 2010; Schutz, 2003; Simmel, 1977). Todas las sociedades construyen tipos ideales mediante la selección arbitraria de ciertos rasgos diferenciales que permiten a sus integrantes definirse a sí mismos en oposición a la figura del “otro”, el diferente. De este modo, se generan fronteras simbólicas entre lo propio y lo ajeno (Dines et al., 2015) y las personas inmigrantes que viven en un territorio dado se ven expuestas a una jerarquización basada en su posición respecto a la supuesta identidad etnocultural compartida de las personas autóctonas (Andújar Llosa et al., 2022; Izaola & Zubero, 2015).

A lo largo del texto pondremos el foco sobre el modo en el que se construye en el espacio virtual la otredad de las personas migrantes menores de edad que no se encuentran acompañadas de ningún adulto. Las migraciones infantiles y juveniles forman parte del escenario migratorio español desde hace décadas, en los años 90 se firmaron acuerdos internacionales para regular la acogida institucional de menores de edad en procesos de migración sin ir acompañados de un adulto mediante su tutela por los sistemas de protección de la infancia y se introduce el término de “Menores Extranjeros No Acompañados” (MENAs) (Lázaro González, 2007; Rached, 2020).

Existen varias investigaciones que han descrito y analizado el tratamiento informativo de menores migrantes en los medios de comunicación, tanto en España (Gómez-Quintero et al., 2021; Martínez Lirola, 2022) como a nivel internacional (Ekman, 2019; de Saint et al., 2020). De forma general, se ha demostrado una tendencia a la sobrerrepresentación de aspectos negativos asociados a la inmigración, contribuyendo a generar alarma social y a minar la convivencia pacífica entre personas con bagajes culturales distintos (Bañón Hernández, 2003). Como analiza Martínez Lirola (2022), la mayor parte de la información y de los discursos presentados en los medios de comunicación sobre menores migrantes no acompañados está vinculado a bandas juveniles, problemas y conflictos que se generan en los centros de acogida en los que residen y en su entorno, o en la situación jurídica de vulnerabilidad a la que están expuestos. A excepción del enfoque jurídico que denuncia la vulnerabilidad, el análisis muestra una tendencia a la estigmatización en el tratamiento mediático.

En cualquier caso, nos encontramos en un nuevo ecosistema comunicativo digital en el que los Medios Sociales Digitales han cobrado una importancia crucial y han transformado el modo en el que se produce y reproduce la información vinculada a las infancias migrantes y los discursos de odio (Megías et al. 2020). Cuando hablamos de Medios Sociales Digitales nos referimos al entramado tecnológico que permite el intercambio hipertextual y multimedia de todo tipo de contenidos de manera instantánea a escala global, el “espacio de flujos” en términos de Castells (2011). A pesar de la transformación comunicativa que este nuevo entorno ha generado, los contenidos referentes a los menores migrantes han seguido el mismo camino que en los medios de comunicación tradicionales. En un análisis realizado por el equipo de Laintersección (2022) se muestra como de las 105 publicaciones con más alcance en las páginas de la red social Facebook y con mayor impacto en 2021, las narrativas sobre menores migrantes son mayoritariamente negativas (65%) y tienden a vincularse a la criminalización de la infancia migrante.

El objetivo del presente artículo es ampliar nuestro conocimiento sobre esta realidad explorando desde un enfoque longitudinal el modo en el que el término MENA se ha presentado en Medios Sociales Digitales analizando el volumen y el tipo de contenido generado entre 2010 y 2021. Además, realizamos una comparativa entre el acrónimo “MENA” y el término “banda” juvenil en la Red Social Twitter. El interés de comparar los términos “MENA” y “banda” reside en comprobar la hipótesis de que, a pesar de las similitudes en el tratamiento de ambos términos, tanto los MENAS como las bandas juveniles se han caracterizado por medios de comunicación como grupos conflictivos o criminales a pesar de tratarse generalizaciones basadas en la discriminación étnica (Queirolo, 2017; Feixa y Canelles, 2007), la mayor polarización de la conversación en torno a MENAs se traduce en un incremento de la viralización y del volumen de conversación sobre este grupo. Existen muchas más voces que protestan contra la criminalización de los MENAs que en el caso de las bandas y esto afecta al modo en el que se construye la conversación. De este modo, la comparativa entre ambos términos permitirá explorar el efecto de la polarización.

2. Material y métodos

El enfoque metodológico se ha basado en el uso de técnicas computacionales para la extracción de la muestra y el análisis de contenido para estudiar los mensajes sobre MENAs y bandas propagados a través de Medios Sociales Digitales en España. Los procesos se han llevado a cabo en el marco del proyecto LEBAN (Feixa et al. 2022). Se han detectado 1,6 millones de conversaciones (un 81% de menas y un 19% de bandas). Los datos recopilados surgen de cuatro canales distintos: Twitter (1.362.855 tuits), noticias de medios (169.117 artículos), foros (91.719 comentarios) y blogs (9.991 comentarios); no obstante, para el análisis comparativo entre MENAs y bandas se empleará únicamente el contenido extraído de Twitter

El análisis de contenido es una de las técnicas más utilizadas y avaladas en el campo de las ciencias sociales (Marcos Ramos et al., 2014), ya que permite formular inferencias replicables, válidas y aplicables a un contexto determinado a partir de datos cuantitativos y que se han empleado previamente para investigar la percepción y construcciones de significados en torno a personas migrantes (Igartua et al., 2008). Para detectar y descargar la información en los social media relacionada con el objeto de estudio se ha empleado Brandwatch, una herramienta de monitorización, de origen británico, que actualmente se ha convertido en una herramienta líder en su sector (Liu et al., 2020; Powell, 2021). Brandwatch emplea cuatro métodos distintos para recopilar contenidos de los social media: web crawlers o bots para registrar menciones, APIs de búsqueda, proveedores externos de datos y alianzas estratégicas directas. En el caso de Twitter, Brandwatch se conecta a través de la API Firehose.

2.1. Construcción de la query y monitorización

El 19 de abril de 2021 se generó la primera query. La monitorización se restringió a los contenidos emitidos desde el estado español y a las lenguas castellana y catalana, comprendiendo el periodo que va desde julio de 2010 a abril de 2021. Se han incluido palabras en catalán puesto que Barcelona es el segundo destino en el que más MENAs han llegado en los últimos años (Lázaro González, 2007) y esto genera a su vez un número considerable de emisores de contenido sobre MENAs en catalán.

Del análisis humano de los resultados de esta primera query surgió una segunda iteración, en la que se implementaron nuevas palabras clave extendiendo la cobertura del objeto de estudio y se aplicaron negaciones para refinar los datos. El 31 de abril se generó la tercera iteración de la query, cuyo objetivo era el de conseguir unos resultados casi-definitivos. Los resultados de esta query fueron empleados para realizar el análisis de redes de Twitter (SNA, Social Network Analysis), cuyos resultados permitieron al equipo de investigación añadir nuevas keywords (el análisis de comunidades segmentadas arrojó micro-patrones de conversación que posibilitaron “estirar el hilo” de la query) y llegar a una query definitiva en cuanto a cobertura del territorio objeto de estudio.

En el SNA, desarrollado a través de Gephi, los nodos representan a los perfiles de Twitter. Las aristas, dirigidas y con peso, se corresponden con las relaciones conversacionales entre perfiles: retuits, respuestas y menciones de perfiles. El análisis topológico de la red se realizó sobre el total de las aristas y filtrando los nodos que no establecían relaciones con ningún otro nodo. Para clusterizar la red se recurrió al algoritmo de modularidad, fundamentado en el método de Louvain, utilizando pesos y aplicando el parámetro de aleatoriedad. La resolución implementada fue del 0,7, arrojando, como resultado, una métrica de modularidad de 0,464. Los tuits emitidos por cada una de las comunidades detectadas fueron, además, objeto de un análisis cualitativo.

2.2. Codificación y análisis de contenidos

Se partió de un listado predefinido de categorías a partir del cual, y de manera deductiva, se enmarcaron los datos. Para cada una de las categorías de análisis se generó un conjunto de reglas que permitiera detectar cuándo una mención le hacía referencia. Las keywords se extrajeron de manera inductiva, de los propios datos, puesto que el proceso de codificación automática se fundamentó en una previa codificación manual por decisión razonada de una muestra de menciones. La muestra inicial partió de más de 1000 menciones escogidas mediante varios criterios como el mayor impacto, aleatoriedad en los diversos canales y representatividad por intervalos temporales.

En este sentido, pues, la codificación se desarrolló mediante la detección de palabras clave: cuando una mención de la query contenía, por ejemplo, la expresión “batalla campal”, esta pieza de información se categorizaba automáticamente bajo la etiqueta, definida a priori, de “Violencia y conflicto”. Se establecieron categorías referidas a los dos colectivos investigados (MENAs y bandas juveniles) y 21 categorías temáticas. Al llegar a obtener un 10% de menciones no codificadas, la query se segmentó según el colectivo al que hacían referencia las menciones: MENAs o bandas juveniles y según las 21 categorías, y se realizaron dos iteraciones más de refinado de las palabras clave, hasta llegar a un punto de saturación a partir del cual la lectura de nuevas menciones ya no aportaba nuevas keywords que definieran las reglas. Finalmente se procedió a revisar manualmente una muestra de 300 menciones con sus respectivos códigos y el resultado arrojó un nivel de precisión, para el global de los datos, del 84%.

Una vez configuradas las reglas de codificación definitivas, así como una query totalmente refinada, el 11 de febrero se procedió a descargar la base de datos en formato Excel. Cada una de las menciones descargadas se asocia a un identificador único, que se empleó como clave para fusionar el análisis de contenidos definitivo con el análisis de redes comentado con anterioridad, para así poder identificar las temáticas de discusión de cada uno de los clusters detectados en Twitter. Hubo un 9% de menciones del análisis de redes que no se pudieron fusionar atendiendo a diferencias entre la query inicial y la definitiva y las condiciones de uso impuestas por Twitter.

3. Análisis de resultados

3.1. MENAs en los medios sociales digitales

El análisis muestra que entre 2010 y 2018 la conversación sobre MENAs es muy marginal y casi no se menciona el término. Las menciones tienden a hacer referencia a Menores No Acompañados o niños migrantes, sin apenas menciones al acrónimo MENA, y suelen estar vinculadas a denunciar la precariedad y vulnerabilidad de los menores y la violencia que sufren en sus países de origen y en los de destino. En 2018 se inicia un cambio de tendencia tanto en el tipo de discursos generados como en el volumen de menciones en Medios Sociales Digitales. Comienza a emplearse el acrónimo MENA para referirse a los menores no acompañados, como muestra la investigación de Gómez-Quintero et al. (2021), en un discurso criminalizador y moralista que deshumaniza a los menores y les sitúa en el marco de un discurso asistencialista.

Entre 2019 y 2021 se observa un 90% de las menciones a MENAs en relación al total (1.380.280 menciones recogidas y analizadas entre julio de 2010 y abril de 2021). Puede verse la evolución en la Figura 1 que incluimos a continuación:

Volumen de menciones a MENAs en Medios Sociales Digitales (2010-2021)
Figura 1.
Volumen de menciones a MENAs en Medios Sociales Digitales (2010-2021)


Fuente: elaboración propia con datos del proyecto LEBAN (Feixa et al. 2022)

Poniendo el foco sobre las temáticas con las que se han categorizado las menciones analizadas, un 39,2% no ha podido ser categorizado, no obstante, en el resto de menciones se observa una clara tendencia a la criminalización del colectivo. Como muestra la Figura 2, un 28,2% de las menciones analizadas asocian MENAs a la “violencia y el conflicto” y un 15,3% a “delitos”. Se trata de conversaciones en las que se relaciona a los MENAs con actividades violentas (peleas, asesinatos, violaciones...) o menciones que hacen referencia a delitos (robos, tráfico de drogas…) que de una manera concreta o genérica han cometido MENAs. Esto se debe a que a partir de 2019 se extienden las acusaciones de ser un colectivo especialmente violento que comete robos, agresiones, secuestros y agresiones sexuales, además de situar a ciudadanos y ciudadanas españolas de forma específica como principales víctimas.

Temáticas asociadas a MENAs en Medios Sociales Digitales (2010-2021)
Figura 2.
Temáticas asociadas a MENAs en Medios Sociales Digitales (2010-2021)


Fuente: elaboración propia con datos del proyecto LEBAN (Feixa et al. 2022)

Otras categorías que destacan son las de “Centros de menores – CIES y prisiones” (9,7%), “Detenciones – Juicios – Sentencias” (9,1%), destacando la vertiente represora del Estado y las fuerzas policiales para hacer frente a la inseguridad generada por los MENAs y “Racismo – Xenofobia” (8,7%), cuando se observan expresiones en las que el discurso de odio hacia los menores es explícito. En menor medida, hay categorías vinculadas a una contranarrativa frente a discursos racistas o xenófobos (6,8%), tuits que expresan desacuerdo con los discursos racistas y/o xenófobos o que hablan de juventud en general, sin añadir ninguna carga semántica relacionada con la violencia. Otro 6% de las menciones recogidas explicitan los espacios de reunión en los que se juntan los MENAs.

A lo largo de 2019, concretamente en julio de ese año, crecen las menciones generadas por perfiles de cargos políticos en Twitter, especialmente de VOX (Santiago Abascal, Rocío Monasterio, Ignacio Garriga, Jorge Buxadé) y medios, periodistas o perfiles de influencers afines al partido (Alvise Pérez, Luis del Pino, Elena Berberana, Cristina Seguí, Caso Aislado, Juanfran Escudero, María de Tabarnia), que asocian de forma directa al colectivo con la inseguridad ciudadana. Y, en contraposición, se observan perfiles de políticos enmarcados en el posicionamiento ideológico de izquierda (Teresa Rodríguez, Alberto Garzón, Isa Serra o Vicky Rosell) y periodistas (Gerardo Tecé, Rubén Sánchez, Ignacio Escolar, Antonio Maestre) que defienden los derechos de los menores y acusan a VOX de deshumanizar y criminalizar a niños migrantes no acompañados.

Es evidente, por tanto, que los partidos políticos y los medios de comunicación han incorporado el uso de las redes sociales como una herramienta fundamental para la comunicación política (López-Rabadán et al., 2016). Y vemos, así mismo, como en el tratamiento de los MENAs predomina un modelo que Bauman (2010) denomina nacional-racista, en el que la política de gestión de la inmigración alude a una inevitable limitación, y en algunos casos a la imposibilidad, de la integración cultural, con manifestaciones extrema de la otredad: el “monstruo” (Izaola & Zubero, 2015). Los monstruos cumplen una doble función demarcadora entre lo normal y lo desviado (lo humano y lo un humano), pero a su vez desvelan la fragilidad de esas categorías axiomáticas al permitir la emergencia de sujetos y mundos inesperados y contradictorios que atraviesan las fronteras y amenazan distinciones que parecían claras (Graham, 2002). En el acrónimo MENA se combinan elementos como la inocencia y la pureza asociados a la infancia, con elementos ligados a la violencia y la criminalidad, generando una figura contradictoria y paradójica que inevitablemente sitúa a las personas que lo representan en una posición de no humanos o “seres de otro mundo”, en términos de Delgado (2009).

3.2. Comparativa y polarización entre MENAs y bandas

A partir de 2018, y pese a contar con elementos compartidos, el acrónimo asociado a menores no acompañados ha generado un volumen de conversaciones mucho mayor que el asociado a bandas juveniles. Entre 2010 y 2018 las menciones sobre bandas juveniles y niños migrantes en el mundo eran muy similares, aunque las asociadas a bandas destacaban ligeramente. Y, como ya se ha subrayado, durante ese período las temáticas relacionadas con los menores no acompañados tendían a girar sobre la denuncia de situaciones de extrema vulnerabilidad y las injusticias experimentadas por los menores, tanto en sus países de origen como en España. Las temáticas asociadas a las bandas juveniles, por su parte, siempre han tendido a la criminalización de quienes formaban parte de las mismas. No obstante, entre 2018 y 2021 las menciones sobre bandas pasan a representar menos del 10% del total de menciones mientras que las menciones a MENAs superan el 90%, y comienzan a asociarse directamente con la inseguridad ciudadana y la criminalidad, como ya ocurría con las bandas. En la Figura 3 podemos observar la evolución y la diferencia entre ambos términos:

 La conversación sobre bandas y MENAs en Twitter
Figura 3.
La conversación sobre bandas y MENAs en Twitter


Fuente: elaboración propia con datos del proyecto LEBAN (Feixa et al. 2022)

¿A qué se debe este cambio repentino de tendencia y este crecimiento exponencial de las menciones a MENAs en Medios Sociales Digitales? Para responder debemos atender a la propia evolución del colectivo de MENAs en España y, sobre todo, a la polarización discursiva en torno a la migración en general y a los menores migrantes en particular. El número de Menores Extranjeros No Acompañados registrados anualmente en la Comisaría General de Extranjería y Fronteras ha ido en aumento, en torno a los 2.841 y los 4.685 entre 2008 y 2016, con un incremento significativo en 2017 que alcanza su pico en 2018, llegando a alcanzarse el número de 13.796 menores registrados, cifra que en años posteriores vuelve a descender hasta situarse en 9.030 en 2020 (último año con datos publicados). A pesar de este descenso, el incremento entre 2016 y 2018 se empleó en el discurso político y mediático para generar una narrativa ligada a la inmigración descontrolada. Sin embargo, los números no bastan para explicar el incremento exponencial en el volumen de conversaciones generadas y para ello es importante hacer referencia a la polarización en el discurso. Para constatar esta diferencia se ha generado un análisis de comunidades en Twitter analizando 1,3 millones de tuits sobre bandas y MENAs compuesta por 261 mil usuarios, que puede observarse en la Figura 4. Las dinámicas relacionales reflejadas nos dan pistas sobre los intereses que hay detrás de las distintas estrategias comunicativas.

Comunidades de Twitter en las que domina el tema MENA y/o bandas
Figura 4.
Comunidades de Twitter en las que domina el tema MENA y/o bandas


Fuente: elaboración propia con datos del proyecto LEBAN (Feixa et al. 2022)

Como puede observarse, en la inmensa mayoría de comunidades domina la conversación sobre MENAs. A su vez, se han definido grupos, clusters o comunidades entre quienes comparten un mismo punto de vista, que tienden a interactuar y alinearse a menudo mediante mecanismos como las “cámaras de eco”, basadas en un acceso a la información digital segregado ideológicamente (Flaxman et al., 2016). El análisis ha permitido definir cuatro grandes grupos dominantes en la conversación que representan el 25,2% de nodos y el 70,3% del total de tuits analizados.

  1. MENAs como generadores de conflictos (3,3% nodos / 55,1% tuits)

  2. Defensores de MENAs (15,4% nodos / 12,5% tuits)

  3. Bandas como generadores de conflictos (5,7% nodos / 2,4% tuits)

  4. Defensores de las bandas (0,7% nodos / 0,3% de tuits)

Los datos indican que la polarización en el caso de los MENAs es mucho más pronunciada. Mientras que en el caso de los MENAs existen porcentajes significativos tanto entre los nodos que les asocian con la conflictividad (3,3%) como entre los nodos que les defienden (15,4%), en el caso de las menciones a bandas una amplia mayoría las asocia a la conflictividad (5,7%) y únicamente un porcentaje marginal las defiende (0,7%). La confrontación entre posiciones estigmatizadoras de los MENAs y sus contranarrativas genera una espiral de reacciones en cadena, un círculo vicioso ascendente, que contribuye a la viralización de contenidos ligados a los menores. En línea con el estudio de Robles et al. (2022), la polarización se vuelve un combustible en la comunicación digital. De este modo, atendiendo al volumen de tuits generados, se observa con claridad que el volumen de menciones entorno a MENAs es mucho mayor (67,6%) que el de las menciones a bandas (2,7%). Poniendo el foco en los líderes de opinión y en las estrategias comunicativas desplegadas en Twitter para las dos comunidades generadas alrededor de los MENA, observamos que la comunidad de MENAs como generadores de conflicto representa el grupo que más volumen de tuits ha generado con diferencia, un 55,1%. Es fundamental en este punto señalar que es el partido político Vox y su entorno comunicativo el que ha generado prácticamente todo este contenido, situándose como el protagonista indiscutible en la conversación. El entorno de Vox compone el 1,9% de las cuentas del conjunto del análisis y genera un 52% de los tuits analizados en la conversación sobre MENAs y bandas. Otros actores políticos, sindicatos de policía y grupos independientes de extrema derecha contribuyen junto a Vox a esa construcción los MENAs como “nuevo enemigo público” (Queirolo, 2017), pero entre los tres únicamente suponen un 1,13% de las cuentas que generan contenido y crean un 2,4% del total de tuits analizados. La Figura 5 permite visualizar el volumen de la conversación generada por la extrema derecha, representada por Vox, y su posición en la red global:

conversación generada por el entorno de Vox y su posición en la Red Global
Figura 5.
conversación generada por el entorno de Vox y su posición en la Red Global


Fuente: elaboración propia con datos del proyecto LEBAN (Feixa et al. 2022)

Cuando se analizan las temáticas desplegadas en el entorno de Vox en la conversación sobre MENAs destaca que el 34% habla de “Violencia y Conflicto” y un 20% de “Delitos”, siendo las menciones más frecuentes. A estas dos temáticas le siguen un 13% de tuits que presentan un carácter manifiestamente xenófobo, apelando a políticas como la expulsión de los menores.

En un estudio sobre la ideología de Vox, Ferreira (2019) identifica cuatro características básicas que alinean al partido con el marco de la derecha radical europea: el nacionalismo, el nativismo, el autoritarismo y la defensa de valores tradicionales. De estos cuatro elementos, Vox sitúa el principio nativista en una posición central de su discurso, separando de forma explícita a nacionales y extranjeros, y criminalizando la inmigración. Otro elemento que caracteriza su posicionamiento es la instrumentalización de estrategias populistas en las que se presentan a sí mismos como única alternativa al conflicto social y garantes de la estabilidad y el orden ante la imagen de una inmigración descontrolada (Baldauf et al., 2019). En esta línea, la investigación de Cheddadi (2020) muestra como el discurso de Vox sobre los MENAs se articula desde tres argumentos: que las instituciones y los medios están controlados por progresistas, que no buscan la defensa de la sociedad española autóctona y que solo persiguen el beneficio de colectivos minoritarios; un rechazo al asistencialismo universal, partiendo de que los MENAs se están apropiando de recursos públicos que no les corresponden; y la cuestión de la seguridad y la asociación de los MENAs al conflicto. Un ejemplo paradigmático de las tres argumentaciones descritas por Cheddadi se observa en el cartel electoral de Vox en el marco de la campaña electoral de las elecciones a la Asamblea de Madrid de 2021, como puede observarse en la Figura 6:

Cartel electoral de Vox en el intercambiador de la Puerta del Sol de Madrid
Figura 6.
Cartel electoral de Vox en el intercambiador de la Puerta del Sol de Madrid


Este tipo de discursos plantean la existencia de una brecha social de corte asistencial y de protección entre la población nacional y la población inmigrante con informaciones engañosas. Como analizan Hernández-Conde y Fernández-García (2019), hay un nexo de unión claro entre la desinformación, las noticias falsas y las estrategias comunicativas de los nuevos partidos populistas de ultraderecha a nivel global. El objetivo principal de estos no es situar temas específicos en la agenda mediática mainstream, sino reforzar una imagen de actor político anti-establishment u outsider que les otorga rédito electoral ante la desafección política de la ciudadanía. La confrontación permite a la extrema derecha situarse en el debate público y conseguir visibilidad aplicando estrategias de comunicación política populistas.

Frente a estos discursos, el segundo grupo dominante en la conversación sobre MENAs, como ya se ha introducido, es el de los defensores de los menores. Podemos identificar a cinco actores principales que lideran este tipo de contenido: (i) Comenzando por los medios de comunicación y los organismos de verificación de datos, observamos que suponen el 1% de las cuentas y generan un 5,7% de los tuits que defienden a los MENAs. Algunos ejemplos de cuentas son @eldiarioes, @m_migración, @elperiodico, @moalditobulo o @carnecrudaradio. Los contenidos que generan tienden a analizar y denunciar el trato injusto que recibe el colectivo y exponen los diferentes problemas a los que se enfrentan. Por otro lado, también critican a políticos y otros medios de comunicación porque generan discursos de odio y criminalizan a los menores. (ii) En segundo lugar, Influercers como @danirovira, @jonbaldw o @malamalamente suelen generar contenido con una gran viralidad y alcance. Suponen un 9% de las cuentas de la red, generan un 3% de los tuits y tienden a centrarse en la crítica a la criminalización de los menores. (iii) En tercer lugar, perfiles pertenecientes al espectro político del centro-izquierda (en el ámbito de la política convencional) supone el 1% de las cuentas de la red y genera un 2% de los tuits. Algunos ejemplos son @rita_maestre, @susanadiaz o @agarzon. Los tuits generados tienden a criticar la desinformación y la incitación al odio hacia los MENAs generada por Vox. (iv) Las comunidades de ONGs, plataformas y asociaciones que defienden los derechos sociales de la infancia migrante en España suponen el 1,4% de las cuentas de la red y generan un 1,6% de los tuits. Algunas cuentas son @SaveChildrenES, @EspacioInmigran o @exmenas. En estos grupos se denuncia la criminalización y se condenan los mensajes xenófobos, las noticias falsas y las agresiones contra los menores migrantes solos. También componen el contenido más propositivo al plantear soluciones que facilitan la integración y una transición exitosa de los niños y niñas a su vida adulta. (v) Finalmente, están los perfiles explícitamente antifascistas, antisistema o anticapitalistas ligados a la extrema izquierda, que suponen el 0,28% de las cuentas y generan un 0,13% de los tuits. Algunos son @qvef_, @estebandemanuel, @vuelvalaurss o @jaraneros_style. En sus contenidos afirman que los MENAs son víctimas del fracaso de la política actual y critican a neonazis y a partidos de la extrema derecha, pero también a partidos de izquierdas como PSOE o Podemos por haber fracasado a la hora de proteger a los menores.

4. Discusión y conclusiones

El análisis de Medios Sociales Digitales realizado en la presente investigación persigue captar estas posturas poniendo el foco en el término “MENA”. El análisis muestra cómo entre 2018 y 2021 las menciones y conversaciones en torno a MENAs experimentan un crecimiento exponencial. Durante ese período se registra más de un 90% de las menciones del total analizado desde 2010 y esto nos indica un cambio en las estrategias discursivas de los actores que lideran este tipo de conversaciones. El punto de inflexión se produce con el auge de la extrema derecha en España en 2018, la comunidad online vinculada al partido político Vox resulta determinante en el modo en el que se articula la conversación sobre los MENAs al ser el principal motor de conversación (representan a un 1,9% de todas las cuentas de Twitter analizadas y generan el 52% de los tuits sobre bandas y menas).

González-Enríquez y Rinken (2021) muestran cómo un efecto probable de la irrupción de Vox en el panorama político español es dotar de respetabilidad social y facilitar la expresión de posturas recelosas ante la inmigración, contribuyendo a polarizar las opiniones entre la población española. El hecho de que posturas negativas en materia migratoria se proclamen públicamente y ante medios de comunicación desde instituciones representativas del Estado tiene efectos diferenciados sobre la población en función de la ideología política, intensificando una tendencia a la polarización. Se observa un claro contraste entre el aumento de posturas netamente desfavorables hacia la inmigración entre personas con ideología alineada con la derecha y, sobre todo, la extrema derecha, mientras que entre las posturas de izquierda se produce el proceso contrario. El análisis de redes también muestra que en esta polarización el volumen de la conversación se inclina claramente hacia quienes sitúan a los MENAs en una óptica negativa. El volumen de mensajes que asocian a los MENAs a la violencia y al conflicto representan a más de la mitad de la Red Global analizada, un 55,1% de tuits, generados únicamente por un 3,3% de nodos. Por otro lado, únicamente el 12,5% de las menciones analizadas se situarían en la defensa de los menores a pesar de contar con una cantidad mayor de nodos, un 15,4%. Estos datos evidencian que en el marco de la polarización las posturas que potencian el efecto estigmatizador que tienen las menciones hacia MENAs es mucho más visible y hegemónico que otro tipo de posiciones, erigiéndose como etiquetas que funcionan a modo de mecanismos autónomos de discriminación (Eseverri Mayer, 2015). Así, los y las menores además de ser discriminados por su origen social o sus características étnicas o racializadas, lo son por responder a la etiqueta MENA.

Para explicar esta tendencia es importante tener en cuenta que las empresas que dirigen los medios de comunicación digitales han promovido formas de comunicación política y de marketing cada vez más personalizadas, más allá de las variables sociodemográficas clásicas (sexo, edad, clase social, nivel de estudios, etc.), de forma que los propios gustos, interacciones y actividades en la plataforma se convierten en variables fundamentales para filtrar los contenidos a los que el usuario se ve expuesto: es lo que se conoce habitualmente como segmentación estratégica de contenidos (Bejarano Campos, 2017). Estos mecanismos ayudan a crear espacios virtuales en los que interactúan principalmente individuos con posicionamientos afines que pueden reforzar mutuamente sus discursos y crear una sensación de pertenencia a una comunidad (Bustos Martínez et al., 2019). Los mensajes que generan discursos de odio suelen arrastrar una carga emocional que provoca que resulte aún más complicado manejarlos, o desligarlos de determinados procesos de adscripción grupal o aceptación, que además inciden en la polarización al enfrentarse activamente a posiciones que no se encuadran en el mismo marco ideológico. Por otro lado, las transformaciones en el ecosistema de medios también han introducido herramientas automatizadas para influir en el debate público (Calvo et al., 2020; Robles et al. 2022).

Otro aspecto especialmente revelador de la investigación de cara a dimensionar el efecto de la polarización es la comparativa entre las menciones a MENAs y las menciones a bandas a lo largo del mismo período. A pesar de que en ambos casos el discurso hegemónico que articula las menciones vincula a los MENAs y a las bandas a la violencia, la inseguridad y el conflicto, únicamente las menciones a MENAs experimentan un crecimiento exponencial desde 2018, mientras que el volumen de las menciones a bandas se mantiene estable. Nuestra argumentación para explicar esta diferencia se basa en que la izquierda política y mediática genera contranarrativas y despliega una estrategia comunicativa de confrontación ante los mensajes estigmatizantes sobre los MENAs en Medios Sociales Digitales mientras que se mantiene prácticamente ausente en el discurso sobre bandas juveniles. El trabajo de Feixa y Canelles (2007) demuestra la existencia de factores que permiten conceptualizar las bandas desde el prisma de asociaciones culturales y juveniles en las que el apoyo mutuo y la participación social son los principales motores de cohesión, sin embargo, las bandas son concebidas en el imaginario colectivo de la sociedad como un agente violento y criminal. De este modo, mientras que el señalamiento de los jóvenes que viajan solos como chivo expiatorio por parte de la extrema derecha para explicar la inseguridad ciudadana y la brecha asistencial es férreamente contestado por amplios sectores de la izquierda y colectivos juveniles se evidencia el silencio en torno a la estigmatización de las bandas. El análisis de las comunidades de Twitter revela que los discursos que sitúan a las bandas como generadoras de conflictos son emitidos por un 5,7% de los nodos, que producen un 2,4% de los tuits analizados, mientras que solo un 0,7% de los nodos las defienden generando un 0,3% de los tuits, la mayoría vinculados al ámbito académico. Los datos también muestran que hay un grado muy elevado de endogamia comunicativa, solo participan en la conversación quienes son afines ideológicamente, casi no hay cohesión intercluster. Por lo que se puede argumentar que actores sociales que defienden a los menores migrantes no se suelen implicar en la defensa de las bandas. La ausencia de una estrategia comunicativa de confrontación ante la estigmatización que se promueve en torno a las bandas juveniles en los Medios Sociales Digitales supone a su vez una presencia marginal en el discurso público. Como analizan los proyectos TRANSGANG y LEBAN (Feixa et al. 2022), el discurso de la calma, el de la prevención, la mediación y las medidas sociales queda sepultado en los medios de comunicación por una serie de imágenes alarmistas y preocupantes saturadas de violencia, detenciones o incautaciones. El discurso público sobre las bandas alimenta pánicos morales en lugar de contextualizar el fenómeno o remitir a sus causas sociales.

Llegados a este punto nos encontramos ante un reto estratégico a la hora de abordar los ataques que sistemáticamente reciben en Medios Sociales Digitales las personas jóvenes migrantes que cuentan con una estigmatización añadida al encontrarse vinculadas a categorías como “banda” o “MENA”, que los sitúan como “enemigos públicos”. Por un lado, sabemos que la reacción a estos ataques puede generar el indeseado efecto de multiplicar su visibilidad, como ha ocurrido con el modo en el que se ha articulado la conversación sobre MENAs desde 2018. Teniendo además en cuenta que las posturas más reaccionarias y excluyentes son las que más alcance y visibilidad obtienen en un contexto polarizado. Por otro lado, la ausencia de contranarrativas ante el tratamiento estigmatizador, como sucede en el caso de las bandas, si bien el volumen de menciones es significativamente menor, contribuye a extender y a apuntalar un marco interpretativo que explica el fenómeno desde una única perspectiva de carácter securitaria y criminalizadora. Teniendo en cuenta estos datos, es fundamental realizar una reflexión colectiva sobre el modo de abordar este tipo de problemáticas en los Medios Sociales Digitales. Resulta prioritario rechazar el marco interpretativo que sitúa a los y a las jóvenes migrantes como el “otro”, asociándoles al conflicto y a la violencia y exponiéndoles a estigmatizaciones y discriminaciones. El modo para alcanzar este objetivo es generar contranarrativas que contextualicen sus problemáticas y el espacio virtual parece erigirse como el entorno por excelencia en el que deben permear. No obstante, todavía no contamos con mecanismos claros que nos permitan evitar que la defensa ante los ataques que reciben los y las menores doten de mayor visibilidad y volumen conversacional a los argumentos contrarios.

Contribución de autores

Stribor Kuric Kardelis: Conceptualización, Análisis formal, Investigación, Supervisión, Visualización, Redacción – manuscrito original, Redacción – revisión y edición. Anna Sanmartín Ortí: Conceptualización, Adquisición de Fondos, Administración del proyecto, Investigación, Supervisión, Redacción – revisión y edición. Xavier Moraņo Ferrer: Investigación, Metodología, Análisis formal, Curación de datos, Software, Validación. Xavier Guiteras Vila: Investigación, Metodología, Análisis formal, Curación de datos, Software, Validación. Todos/as los/las autores/as han leído y están de acuerdo con la versión publicada del manuscrito. Conflictos de interés: Los/las autores/as declaran no tener conflicto de intereses.

Referencias

Andújar Llosa, Andrea; Sánchez Díaz, Nuria; Pradillo Viñerta, Sheila; & Sabín Galán, Fernando. (2022). Jóvenes y racismo. Estudio sobre las percepciones y actitudes racistas y xenófobas entre la población joven de España. Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud, Fundación Fad Juventud. https://doi.org/10.5281/zenodo.7268038

Baldauf, Johanes; Ebner, Julia; Guhl, Jakob; Rafael, Simone; Ritzmann, Alexander; Köhler, Daniel; Montag, Christian; Schwarz, Karolin; Holnburger, Josef; Quent, Matthias; Laubenstein, Sina, & Urban, Alexander (2019). Hate Speech and Radicalisation Online. The OCCI Research Report (J. Baldauf, J. Ebner, & J. Guhl, Eds.). Institute for Strategic Dialogue (ISD).

Bañón Hernández, Antonio Miguel (2003). Análisis crítico del discurso sobre la inmigración a propósito de la representación de los actores comprometidos. Interlingüística, 14, 15–30. https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/919024.pdf

Bauman, Zygmund. (2010). Confianza y temor en la ciudad. Vivir con extranjeros. Barcelona. Arcadia.

Bejarano Campos, Carolina (2017). Segmentación política estratégica en la era de Internet. La Revista de ACOP, 16(Mayo), 5–13.

Bustos Martínez, L., De Santiago Ortega, P. P., Martínez Miró, M. Á., & Rengifo Hidalgo, M. S. (2019). Discursos de odio: una epidemia que se propaga en la red. Estado de la cuestión sobre el racismo y la xenofobia en las redes sociales. Mediaciones Sociales, 18, 25–42. https://doi.org/10.5209/meso.64527

Calvo, Dafne; Cano-Orón, Lorena & Esteban, Almudena (2020). Materiales y evaluación del nivel de alfabetización para el reconocimiento de bots sociales en contextos de desinformación política. Icono 14, 18(2), 111–137. https://doi.org/10.7195/ri14.v18i2.1515

Casado, Miguel Ángel; Garitaonandia, Carmelo; Moreno, Gorka; & Jiménez, Estefanía. (2019). Immigrant children and the internet in Spain: Uses, opportunities, and risks. Media and Communication, 7(1), 56–65. https://doi.org/10.17645/mac.v7i1.1478

Castells, Manuel. (2011). La era de la información volumen 1: La sociedad red. Madrid. Alianza Editorial.

Cheddadi, Zakariae. (2020). Discurso político de Vox sobre los Menores Extranjeros No Acompañados Vox Political Speech on Unaccompanied Foreign Minors. INGURUAK, 69, 57–77. https://doi.org/10.18543/inguruak-69-2020-art04

de Saint Laurent, Constance; Glaveanu, Vlad; Chaudet, Claude (2020). Malevolent Creativity and Social Media: Creating Anti-immigration Communities on Twitter. Creativity Research Journal, 1–15.https://doi.org/10.1080/10400419.2020.1712164

Delgado, Manuel. (2009). Seres de otro mundo: Sobre la función simbólica del inmigrante. En Y. Mellado (Ed.), La dinámica del contacto: Movilidad, encuentro y conflicto en las relaciones interculturales (pp. 13–22). CIDOB.

Dines, Nick; Montagna, Nikola; & Ruggiero, Vicenzo (2015). Thinking Lampedusa: border construction, the spectacle of bare life and the productivity of migrants. Ethnic and Racial Studies, 38(3), 430–445. https://doi.org/10.1080/01419870.2014.936892

Ekman, Mattias. (2019). Anti-immigration and racist discourse in social media. European Journal of Communication, 34(6), 606–618. https://doi.org/10.1177/0267323119886151

Eseverri Mayer, Cecilia. (2015). Jóvenes en tierra de nadie. Hijos de inmigrantes en un barrio de la periferia de Madrid (Monografía, Vol. 289). Centro de Investigaciones Sociológicas.

Feixa, Carles., y Canelles, Noemí. (2007). De bandas latinas a asociaciones juveniles: La experiencia de Barcelona. Educação, 30(1), 11-28. https://hdl.handle.net/10459.1/56738

Feixa, Carles; Ballesté, Eduard; Oliver, María; Núñez, Katia; Guiteras, Xavier & Moraño, Xavier. (2022). Investigando grupos juveniles de calle en España: (Trans)bandas en Barcelona y Madrid (C. Feixa, Ed.). Universitat Pompeu Fabra & European Research Council. https://doi.org/10.31009/transgang.2022.wp06.2

Ferreira, Carles. (2019). Vox como representante de la derecha radical en España: un estudio sobre su ideología. Revista Española de Ciencia Politica, 51, 73–98. https://doi.org/10.21308/recp.51.03

Flaxman, Seth; Goel, Sharad; & Rao, Justin. (2016). Filter bubbles, echo chambers, and online news consumption. Public Opinion Quarterly, 80(Special issue 1), 298–320. https://doi.org/10.1093/poq/nfw006

Gómez-Quintero, Juan David; Aguerri, Jesús; & Gimeno-Monterde, Chabler (2021). Representaciones mediáticas de los menores que migran solos: Los «MENA» en la prensa española. Comunicar, 29(66), 96–105. https://doi.org/10.3916/C66-2021-08

González-Enríquez, Carmen; & Rinken, Sebastián. (2021). La opinión pública ante la inmigración y el efecto de VOX. Análisis Del Real Instituto Elcano (ARI), 33(1). http://e-spacio.uned.es/fez/view/bibliuned:DptoCPA-FCPS-Articulos-Cgonzalez-004

Graham, Elaine (2002). Representations of the Post/human: Monsters, Aliens, and Others in Popular Culture. New Jersey. Rutgers University Press.

Hernández-Conde, Macarena; & Fernández-García, Manuel. (2019). Partidos emergentes de la ultraderecha: ¿fake news , fake outsiders? Vox y la web Caso Aislado en las elecciones andaluzas de 2018. Teknokultura, 16(1), 33–53. https://doi.org/10.5209/TEKN.63113

Igartua, Juan José; Cheng, Lifen; Moral, Felix; Fernández, Iziar; Frutos, Francisco; & Gómez-Isla, José; Otero, José (2008). Encuadrar la inmigración en las noticias Framing Immigration in the News and its Socio-Cognitive Effects. Palabra Clave, 11(1), 87–107. http://www.scielo.org.co/pdf/pacla/v11n1/v11n01a08.pdf

Izaola, Amaia & Zubero, Imanol (2015). La cuestión del otro: forasteros, extranjeros, extraños y monstruos. Papers. Revista de Sociologia, 100(1), 105. https://doi.org/10.5565/rev/papers.649

Laintersección.net. (2022). Radiografía de un año de ataques a las infancias migrantes en Facebook. Recuperado el 02/01/23 de: https://lainterseccion.net/experiencias/radiografia-de-un-ano-de-ataques-a-las-infancias-migrantes-en-facebook/

Lázaro González, Isabel (2007). Menores extranjeros no acompañados. La situación en España. Prolegómenos. Derechos y Valores, X(19), 149–162. https://doi.org/10.18359/prole.2552

Liu, Jessica; Dawson, Sarah; Collins, Emily; Hennig, Chandler & Turley, Christine (2020). The Forrester Wave: Social Listening Platforms, Q4 2020. https://www.forrester.com/report/the-forrester-wave-social-listening-platforms-q4-2020/RES157487

López-Rabadán, Pablo; López-Meri, Amparo & Doménech-Fabregat, Hugo (2016). La imagen política en Twitter. Usos y estrategias de los partidos políticos españoles. Index Comunicación: Revista Científica En El Ámbito de Comunicación Aplicada, 6(1), 165–195. http://hdl.handle.net/10115/15471

Marcos Ramos, María; Igartua Perosanz, Juan José; Frutos Esteban, Francisco; Matilde Barrios, Isabel; Ortega Mohedano, Félix; & Piñeiro Naval, Valeriano. (2014). La representación de los personajes inmigrantes en los programas de ficción. Vivat Academia, 127, 43–71. http://hdl.handle.net/10366/153203

Martínez Lirola, María (2022). Un estudio crítico del discurso sobre la representación de los inmigrantes como no ciudadanos en una muestra de la prensa española. Lengua y Migración, 14(1). https://doi.org/10.37536/LYM.14.1.2022.1053

Megías, Ignacio. (coord.), Amezaga, Asier; García, María; Kuric, Stribor; Morado, Raquel & Orgaz, Christian. (2020). Romper cadenas de odio, tejer redes de apoyo: los y las jóvenes ante los discursos de odio en la red. Centro Reina Sofia sobre Adolescencia y Juventud, Fad. https://doi.org/10.5281/zenodo.4288486

Powell, Alfie. (2021). A history of Brandwatch, the company acquired by Cision. https://www.lxahub.com/stories/history-of-brandwatch

Queirolo, Luca (2017). Cómo se construye un enemigo público: las «bandas latinas». Madrid. Traficantes de Sueños.

Rached, Hani Al. (2020). Protección de los Menores No Acompañados (MENAS) en el derecho internacional; especial atención a la situación de los niños sirios. Revista Jurídica Universidad Autónoma De Madrid, 39, 9–43. https://www.torrossa.com/en/resources/an/4706247

Robles, José Manuel; Guevara, Juan Antonio; Casas-Mas, Belén; & Gómez, Daniel. (2022). Cuando la negatividad es el combustible. bots y polarización política en el debate sobre el Covid-19. Comunicar, 30(71), 63–75. https://doi.org/10.3916/C71-2022-05

Schutz, Alfred. (2003). El problema de la realidad social: Escritos I. Buenos Aires. Amorrortu.

Simmel, George. (1977). Digresión sobre el extranjero. In Sociología: Estudios sobre las formas de socialización. Revista de Occidente. Tomo 2, 716–722.

Notas de autor

* Técnico de Investigación Social en el Centro Reina Sofía de Fad Juventud, Madrid, España

** Subdirectora del Centro Reina Sofía de Fad Juventud, Madrid, España

*** Fundador y Director de Empirica Influentials & Research, Barcelona, España

**** Técnico de investigación en Empirica Influentials & Research, Barcelona, España

Información adicional

Para citar este artículo : Kuric Kardelis, Stribor; Sanmartín Ortí, Anna; Moraņo Ferrer, Xavier; & Guiteras Vila, Xavier. (2024). MENAs y polarización en medios sociales digitales: la retroalimentación del odio. ICONO 14. Revista Científica De Comunicación Y Tecnologías Emergentes, 22(1). https://doi.org/10.7195/ri14.v22i1.2074

Secciones
Cómo citar
APA
ISO 690-2
Harvard
ICONO 14, Revista de comunicación y tecnologías emergentes

ISSN: 1697-8293

Vol. 22

Num. 1

Año. 2024

MENAs y polarización en medios sociales digitales: la retroalimentación del odio

Stribor Kuric Kardelis 1, Anna Sanmartín Ortí 1, Xavier Moraņo Ferrer 2, Xavier Guiteras Vila 2






Contexto
Descargar
Todas