cpf-23-21-2-es.png

 

Envío de propuestas: Hasta el 15 de septiembre de 2022

 

EDITORES INVITADOS

 

José Rúas Araújo, Universidad de Vigo (España) [joseruas@uvigo.es]

Profesor titular de comunicación política de la Facultad de Ciencias Sociales y de la Comunicación de Pontevedra, director del Departamento de Comunicación Audiovisual y Publicidad de la Universidad de Vigo y responsable de Grupo de Trabajo de Comunicación Política de la Asociación Española de Investigación de la Comunicación (AE-IC). Dispone de varios artículos, libros y capítulos de libro relacionados con fact-checking y el impacto de las fake news en la sociedad de la información.
Perfil: ORCID - ResearchGate - Google Scholar

Francisco Javier Paniagua Rojano, Universidad de Málaga (España) [fjpaniagua@uma.es] 
Profesor titular de comunicación institucional y corporativa en la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Málaga, donde actualmente es vicedecano de Calidad e Innovación, y coordinador de la sección de "Comunicación Estratégica y Organizacional" de la Asociación Española de Investigación de la Comunicación (AE-IC). Entre sus líneas de trabajo destaca la investigación sobre estrategias digitales en las organizaciones e instituciones, especialmente en la gestión de la comunicación de crisis y el impacto de las fakes news sobre la reputación de las mismas.

Perfil: ORCID - Research Gate 

John Wihbey, Northeastern University (Boston, USA) [j.wihbey@northeastern.edu]
Profesor titular en la Facultad de Artes, Medios y Diseño, de la Northeastern University (Boston, EE.UU.), donde dirige los programas de posgrado en la Escuela de Periodismo e Innovación de Medios. Es autor de The Social Fact: News and Knowledge in a Networked World (MIT Press, 2019), y ha trabajado como consultor de investigación para Twitter, Inc. y la Fundación John S. y James L. Knight.
Perfil: ORCID - Google Scholar

 

PRESENTACIÓN

La desinformación puede causar mucho daño en la vida de las personas y de las organizaciones, su salud, finanzas y en la democracia. La crisis derivada de la pandemia del coronavirus COVID-19 ha avivado el debate sobre la necesidad pública de protegerse contra la difusión de bulos y noticias falsas, que en situaciones de tensión pueden afectar gravemente a la estabilidad social, a la convivencia pacífica y a los cimientos mismos sobre los que se asientan las democracias occidentales, que non son otros que la confianza ciudadana en sus representantes e instituciones públicas. En este sentido, la labor del periodismo de verificación se erige como fundamental en la rendición de cuentas ante la sociedad y entronca con la confianza en los poderes del Estado y la Administración Pública y los derechos humanos (Rodríguez Pérez, 2020).
La manipulación en la difusión de información o la utilización de datos y argumentos tendenciosos, incluyendo la desinformación, la propagación de mentiras, medias verdades y noticias falsas, no es nueva y dispone de numerosos antecedentes en la historia del periodismo (Jai, 2010).
Pero en la actualidad, países, instituciones, gobiernos y partidos se enfrentan a la posverdad, el término desarrollado por el sociólogo Ralph Keyes (2004) para aludir al proceso de manipulación creativa de la verdad, embellecida y configurada al gusto de las audiencias, y donde los hechos cuentan menos que las sensaciones y emociones que producen, generando un nuevo estado emocional (Rúas y García, 2019) que altera el actual ecosistema mediático y supone nuevos retos y amenazas para el periodismo, en la disputa por imponer un relato dominante de la crisis.
En esta tarea, la Inteligencia Artificial puede jugar un papel importante. Los denominados “bots buenos” (Flores-Vivar, 2019), ayudan a detectar y combatir noticias falsas, como son “Fátima” (abreviatura personalizada de Fact Machine), TruthBuzz, Facterbot, Fake News Detector, Decoders.
En los últimos años, también se han registrado numerosos programas y herramientas de generación de herramientas de verificación automática (Atanasova et al, 2020) y detección de noticias falsas, proporcionando un informe de análisis detallado y enlaces para obtener documentos (Yang Wang, 2017), o motores de búsqueda analítica, que proporcionan resultados en tiempo real (Woloszyn et al., 2020).
También existen programas de rastreo de conversaciones a través de la API de Twitter, para el análisis de grupos y sentimientos sociales, según su ubicación y tiempo de publicación, que incluyen el seguimiento de hashtags emergentes, así como de detección en línea de contenidos de clickbait de información en cascada (Sharma, Seo, Meng et al., 2020).
Igualmente, se han desarrollado una serie de programas de utilización de la Inteligencia Artificial y el Machine Learning y mapeo de recursos necesarios para facilitar la investigación (Bullock, Hoffman, Luengo et al., 2020), incluso con clasificadores de aprendizaje automático de alta precisión, que determinan la validez de las noticias en función de las distribuciones de palabras y las diferencias lingüísticas y estilísticas específicas en las primeras oraciones de un artículo (Qi Jia, 2019).

Intereses de investigación

Se invita a participar en investigaciones empíricas o intervenciones teóricas sobre los siguientes temas:

  • Desinformación
  • Comprobación y verificación de hechos
  • Noticias falsas
  • Big Data
  • Inteligencia Artificial
  • Comunicación Digital
  • Comunicación Política
  • Ética de la Comunicación
Preguntas a las que trata de responder
  • ¿Cómo perjudican las noticias falsas a la información política y a la democracia?
  • ¿Cómo afecta la desinformación a la imagen del periodismo?
  • ¿Existen prejuicios sobre los verificadores de información política por parte de los profesionales de los medios y las audiencias?
  • ¿Son las redes sociales fuentes fiables para la audiencia y los periodistas?
  • ¿Qué pueden aportar el Big Data, la inteligencia artificial y los algoritmos a la comunicación política?
  • ¿Cómo se están utilizando Big Data y la inteligencia artificial para la verificación de noticias?
  • ¿Cuáles son los avances más recientes en innovación en la detección automática de noticias falsas?
  • ¿Qué herramientas se están utilizando para verificación de noticias y su credidilidad?
  • ¿Cuáles son las claves éticas que marcarán el futuro del fact-checking y las fake news en la comunicación política?
  • ¿Qué está y qué no está justificado en el combate de las fake news y las estrategias de comunicación política digital?
  • ¿Qué factores condicionan la credibilidad de la comunicación política?
    Ante la actual situación, ¿cómo puede la comunicación política recuperar la confianza de la ciudadanía?
FECHAS IMPORTANTES
  • Fecha de apertura para el envío de propuestas: 1 de abril de 2022
  • Fecha final de aceptación de propuestas: 15 de septiembre de 2022
  • Fecha de publicación en el vol.21, n.º 1: 1 de enero de 2023

 

INDICACIONES DE ENVÍO DE PROPUESTAS

Para remitir una propuesta para este monográfico, deberá acceder a https://icono14.net/ojs/index.php/icono14/about y seguir las indicaciones relativas a las normas de publicación y envío de propuestas de autores.